La justicia es un cachondeo ….

Quijote y Sancho buscando justicia

Quijote y Sancho buscando justicia

Citando a gran filósofo español Pedro Pacheco, titulamos este artículo sobre algo que nos importa, y mucho, a todos.

Al igual que llevamos unos años aprendiendo economía gracias al descalabro de la deuda en nuestro país, ahora que estamos saliendo, nos toca centrarnos en los casos judiciales que TODOS los días salpican la vida política de esta gran nación… bananera. Con cariño y sin acritud a los países donde se producen bananas … es un decir sin maldad.

Y ahora, os voy a comentar una realidad que está sucediendo, con toda lógica, y el máximo de objetividad posible.

Se puede permitir que …

… en un país que se incluye entre los más desarrollados del mundo (o eso al menos es lo que parece), la justicia no sea una de las prioridades de nuestros bobernantes, perdón, he querido decir gobernantes.

La justicia en este país, pilar de la seguridad individual y colectiva, equilibrio de los poderes del estado, y bandera de cualquier partido, siempre ha estado en un segundo término.

La justicia, el derecho, la base de las reglas de nuestra convivencia, ni se fomenta su conocimiento en la escuela, ni se profundiza en enseñanzas superiores … sólo para los que estudien la carrera y, eso sí, blindada como un lobby de poder y de muy difícil acceso.

Por ello, a los ciudadanos, no es que no nos importe, sino que la vemos como muy lejana.

Sin embargo, actualmente, cada día, las noticias nos muestran a los jueces como a los deportistas, todos los días salen en los medios de comunicación. Se están haciendo protagonistas del día a día. Unos buscando fama, otros no tienen más remedio por la gravedad de los casos que juzgan.

Recuerdo que no hace demasiado tiempo, ni los políticos se atrevían a comentar una sentencia judicial. Hoy en día, llamar “hija de puta” a una jueza, es algo que se pasa como normal. Nos estamos acostumbrando a convivir con el despropósito, en vez de combatirlo. Una pena.

No soy jurista, pero hace hoy exactamente un mes, escuché algo que sorprendió, aunque era de esperar. Os cuento:

La valiente jueza Alaya, Doña Mercedes Alaya, la que está investigando el caso de los ERES en Andalucía (para el que no lo sepa, el Gobierno Andaluz aprobó en los presupuestos de esta región una partida para, supuestamente, repartirse comisiones por el cierre de empresas y despido de trabajadores, entre sindicalistas, políticos del PSOE, asesores, etc., etc… y otros menesteres). La jueza, muy valiente, está investigando y tirando del hilo, hasta llegar a lo más alto del Gobierno Andaluz, ex-presidentes (algunos han salido corriendo y van a ser o son ya SENADORES).

Pues bien, me indignan varias cosas:

1.- Que la justicia en este país no sea igual para todos:

– si eres Senador, tenemos la maravillosa figura jurídica del AFORADO. No entiendo como a una persona no se le pueda juzgar. No llego a entenderlo.

2.- Que sea lenta. Si la justicia no se ejerce en tiempo, no es justicia:

– que sea el ministerio que más retraso tenga, más que el de sanidad, y esté menos informatizado y sea un descontrol total. Por ejemplo, una persona puede estar en fuga y captura por un juzgado, y estar declarando en el de al lado por otra causa … alucinante.

3.- Que existan reglas para poder saltársela:

– No sólo tenemos la figura de los AFORADOS, sino que los delitos, junto a la maravillosa rapidez de funcionamiento y aplicación, pueden “caducar” o PRESCRIBIR. No es para mearse y no echar gota !!!

Hace un mes aproximadamente, sentí una vergüenza ajena tremenda: cuando una ex-ministra, Magdalena Alvarez para más señas, señalada en el caso como “posible” culpable en la trama de los ERES, manifiesta en su defensa “el delito ha prescrito ya”. Manda huevos que diría otro gran filósofo español, Federico Trillo.

Te acusan, y en vez de mostrarte cooperante, abrir tus puertas para desmostrar que eso no es así…. dices que ha prescrito. ¿ Esa es tu defensa ?. O sea, que eres culpable, pero como este maravilloso sistema judicial permite que si han pasado X años, ya no se pueda juzgar … Por Dios, esto no puede estar pasando en un país que quiere ser moderno y avanzado.

Los ciudadanos, todos.. perdón, los ciudadanos honrados, que nos levantamos a trabajar a las 6 de la mañana (gracias Señor por darnos trabajo) queremos que la justicia se administre bien y rápido. Que los funcionarios, jueces, policías, administrativos…. todos, que tengan medios para ejercer un derecho fundamental: LA JUSTICIA.

Y aunque me acuerdo mucho de Gallardón hijo, del cual esperaba mucho en esta legislatura, no nos olvidemos que las leyes se crean en el parlamento … por los políticos que, probablemente, no se les pueda juzgar porque llegamos tarde a los plazos o estén en un cargo protegido de la ley …. Alucinante !!!

Anuncios

Acerca de Miguel Fernandez Aguila

Economista Real, Navegante Potencial
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Formación, Personal, Valores y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La justicia es un cachondeo ….

  1. Rosario Cáceres dijo:

    No es nuevo,de que la justicia no es igual para todos…y día a día me decepciono de la s clases políticas…sólo velan para algunos,y parecen que los que trabajamos con responsabilidad,pagando todos y cada uno de los impuestos…no tenemos derechos ni justicia…Podría seguir ..buenas noches desde aquí!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s