La Inteligencia Emocional … desde el otro lado

inteligencia emocional

Inteligencia Emocional

Desde hace mucho tiempo que conocemos los Sistemas de Inteligencia Emocional, de hecho, Thorndike empezó con este concepto por los años 20, sí, 1920. Ya mismo hace un siglo.

“David Wechsler en 1940, describe la influencia de factores no intelectivos sobre el comportamiento inteligente, y sostiene, además, que nuestros modelos de inteligencia no serán completos hasta que no puedan describir adecuadamente estos factores. Esto implica, tanto el conocimiento y como el manejo de sus emociones; y su importancia radica en que le permite expresar sus emociones de forma sana y satisfactoria, y es que cualquier decisión que este tome por trivial que esta parezca, como: comer, comprar o hasta con quien relacionarse sentimentalmente son actividades que involucran las emociones”, gracias Wikipedia.

Ahora se habla mucho de …Experiencia Emocional, de Neouromarketing, etc… conceptos que me  parecen llenos de Sentido Común y Ciencia, todo en uno.

Pero hoy os voy a contar una experiencia que me ha hecho entender esto de la Inteligencia Emocional mucho mejor. Todo sucedió cuando me hicieron una oferta laboral con unas condiciones mucho mejores de las que tenía en ese momento de otra empresa.

Y digo bien, condiciones laborales, ya que, afortunada o desgraciadamente, las condiciones laborales no son sólo económicas.

Una empresa debe ofrecer sus servicios de forma óptima, empleando sus recursos productivos y humanos de la forma más eficiente posible. Esto es lo que hace que las empresas mejoren para luchar contra la competencia.

Por ello, las empresas seleccionan los mejores proveedores y trabajadores para cumplir sus objetivos.

Sin embargo, como empleados, no tenemos ese concepto. Es cierto que si hubiese mayor movilidad laboral, tendríamos muchas más oportunidades de encontrar trabajos más adecuados a los que buscamos, a los que realmente se adaptan a nosotros. Los empresarios también encontrarían trabajadores que se adaptaran mejor a los puestos que necesitan … pero esto lo comentaré en otro post.

Desde mi humilde punto de vista, el trabajador también tiene que tener su Inteligencia Emocional para sus superiores (normalmente este concepto se aplica de arriba hacia abajo en la estructura jerárquica) y hacerles ver que ellos, como empresarios, también son elegidos por sus trabajadores (al igual que ellos seleccionan a los proveedores) para desarrollar su vida profesional.

Durante mucho tiempo recordaré esos momentos donde me querían hacer sentir mal emocionalmente por progresar profesionalmente y por dar un paso en busca del trabajo que más se adecua a mis circunstancias en esos momentos.

Gracias por las lecciones que me habéis dado y que, cada día, me hacen ser un poco mejor.

Anuncios

Acerca de Miguel Fernandez Aguila

Economista Real, Navegante Potencial
Esta entrada fue publicada en Economía y Finanzas, Personal, Trabajo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s